Categorías
Sin categoría

¿Qué es la Forja?

La forja corresponde a un tipo de fabricación de insumos cuya característica principal es la deformación o moldeado de polímeros y plásticos con temperaturas específicas.  Logrando así la forma deseada tal como la laminación o extrusión. Estas formas o moldes deseados se generan tras la aplicación o inyección de fuerzas controladas.

Las grandes presiones de este proceso tienen como finalidad dar formas determinadas a metales, plásticos o la aleación que se desee trabajar.

La forja y sus principales tipos

Existen dos principales formas de lograr este tipo de moldes. Una es ejerciendo de forma continua una presión controlada con prensas especiales y la otra es por un impacto intermitente con martillos del tipo pilón.

Algo que claramente hace la diferencia en este procedimiento es que, no existe desperdicio de material (como son las virutas). Permitiendo un ahorro considerable de materia prima si lo comparamos con otras técnicas como el mecanizado, entre otras.

Método libre

Este tipo de deformación en materiales (principalmente el metal) es el más antiguo. Se caracteriza por no ser limitada, es decir, es libre, no limita su masa o forma a trabajar. Con este método obtendremos piezas únicas o varias unidades de gran tamaño. Este método es muy cotizado para la elaboración de preformas para forjas de estampa.

Técnica de estampa

Para este proceso, se utilizan dos matrices donde se ubicará el material en el centro. En estas ya se encuentra definido el tamaño y dimensiones o la forma que queremos plasmar en el material a trabajar.

Las prensas o martillos son las siguientes fases, los cuales van dando la nueva forma al material para adaptarlo a las matrices. Con el fin de obtener las dimensiones y formas requeridas. 

La presión que se necesita para este proceso es dada por un cordón de rebaba que llenará las zonas finales de la pieza. La ausencia de este cordón dependerá si estas matrices cuentan con zonas de desahogo que alberguen el material sobrante o no lo haga.

La forja se utiliza para la fabricación de piezas de diversa complejidad y tamaños que van desde milimétricas a grandes volúmenes.

Forjado isotérmico

El forjado isotérmico es un tipo especial de forja que se basa en la temperatura de los troqueles. Ya que es significativamente superior a la ya usada en procesos del forjado convencional.

Recalcado

En este método, encontramos una gran versatilidad, a diferencia de los métodos anteriores ya que es posible ejecutarse tanto en frio como en caliente. En este proceso la concentración del material en una zona determinada es su característica principal (comúnmente con forma de barra).

Teniendo como consecuencia la disminución la de las dimensiones iniciales con respecto de su longitud, siendo la zona recalcada transversal la que aumenta su volumen. Si este ejercicio se realiza en frio y sobre los extremos del material se le llamara encabezado en frio.

Forja artesanal

Este caso se refiere al método artístico que tiene el forjador o herrero. Consiste básicamente en dar forma al metal por medio del martillo y el fuego, creando diversos modelos artísticos, bien sea antiguos o vanguardistas.