Categorías
Sin categoría

Faroles y farolas para exteriores

Los faroles y farolas de forja para exteriores que existen vienen en varios modelos artísticos como cilindros o en forma de caja. Normalmente sus paredes están fabricadas de vidrio o de materiales translúcidos y con respiraderos. Para que la luz que se coloca en el interior pueda alumbrar el exterior.

Faroles y farolas de forja para exteriores

Aún se mantiene muy de moda el artístico trabajo de la forja en estos elementos para exteriores. El trabajo del hierro se ha mantenido en vigencia desde el siglo XVI, conservando aún las mismas técnicas de la fragua. Que, en rejería tuvieron en la época del renacimiento un gran desarrollo en sus modelos artísticos.

En épocas actuales, encontramos la artesanía de los faroles y las farolas de forja centrándose en la creación de piezas para el mobiliario doméstico. Como lámparas, apliques, y a modo urbano como faroles, farolas y bancos. También, se realizan barandas para ventanas y balcones, muebles de decoración y objetos como la cerrajería artística.

Más que una tradición

Como hemos visto, los faroles y farolas de forja para exteriores son una hermosa tradición que se remonta a muchos años atrás en historia. La cual sigue vigente, desde generaciones de forjadores pasados encontrando hoy día modernidad y calidad artística en cada pieza.

Que se adaptan con el paso de los tiempos a la actualidad generando una gran demanda dentro del mercado. Combinan a la perfección en este taller artesanal. Estas obras de arte las podemos encontrar no solo en los faroles sino también en lámparas, bancos, cancelas, rejas y maceteros.

Así como también en retratos y esculturas constituyendo en su producción, lo más destacable y armonioso.

Épocas memorables de faroles y las farolas de forja para exteriores

Estos objetos comenzaron a aparecer alrededor del siglo XX. Convirtiéndose en la principal herramienta o instrumento para iluminar las calles de las ciudades y de las casas utilizando en su interior una bombilla.

Sin embargo, si nos vamos más atrás en la historia, cuando la iluminación eléctrica aún no existía. Era el farolero el encargado de prender los faroles de la ciudad o pueblo y era el encargado de mantenerlos en buen estado.

Se le asignaba una cantidad de faroles y calles específicas a cada farolero los cuales tenía que encender a una hora determinada en las oscuras. Cuando era luna llena especialmente, tenían que ir a la hora que se les mandaba. Este farolero también debía ir cuando amanecía con aceites y mechas para volver a limpiarlos y dejarlos listos para la noche siguiente. 

Para realizar esta labor, estos faroleros estaban provistos de un pito, una linterna, un chuzo, una escalera, paños y alcuza. Con esto, mantenían el buen estado de los faroles y farolas de forja para exteriores y si se dañaban, debían pagarlos.

Nuestras creaciones en mueblería de forja artesanal

En nuestra mueblería, podrás encontrar un excelente proceso de la forja tradicional, ofrecemos diseños modernos y vanguardistas con productos de alta calidad. Además, realizamos forjas personalizados con cualquier tipo de diseño que desees. Nuestros faroles y farolas de forja para exteriores son sin duda sinónimo de calidad y buen gusto.