Categorías
Sin categoría

Muebles y Mesas de Forja

La técnica de la forja está presente firmemente y bien representada en la arquitectura de diferentes culturas. Los muebles y mesas de forja se destacan por la variedad de estilos y diseños que resaltan como verdaderas obras de arte.

Podemos encontrar espectaculares objetos muy diversos como las puertas de un portón de una Abadía, Castillo, Monasterio o el ventanal de una hermosa Iglesia. Lo cierto es que no solo vemos esta técnica en la arquitectura externa sino también en el interior.

Características de los muebles y mesas de forja

Como referimos al principio no sólo encontraremos la técnica de la forja en las arquitecturas externas de las edificaciones de siglos atrás. Sino también en el mobiliario y utensilios realizados por excelentes maestros forjadores.

Sus obras están representadas en utensilios de cocina para ser usados en los fogones, pasando por la confección de objetos decorativos. Como la confección de candelabros, intrincadas lámparas y varios objetos ornamentales de cada una de esas épocas.

Los muebles y las mesas de forja se realizan bajo la técnica que la forja que lleva unos cuantos siglos de permanencia en el mundo. Aunque no sabemos el tiempo exacto, si se conoce que viene desde nuestros antepasados.

Lo más increíble y lo que más podemos destacar es que aún hoy sigue teniendo vigencia como método de confección de este tipo de mobiliario. Que, a pesar de incorporar otras variedades de materiales modernos en su fabricación y moldearse con bastante facilidad, la forja no pasa de moda.

Material duradero

Lo que si nos queda claro es que la durabilidad de los muebles de metal forjado tiene una perpetuación difícil de comparar con otros materiales. La otra versatilidad que tiene este estilo de muebles es la capacidad de combinarlos perfectamente con otros materiales. La cerámica, la madera, la piedra o el vidrio, por ejemplo, con excelentes aliados.

Estos materiales hacen que el forjado destaque de cualquiera que sea el acompañante ya que es capaz de armonizar precisamente por adaptarse a cualquier forma. Gracias a las técnicas y acabados que se aplican en las superficies, podemos disfrutar de muebles y mesas de forja muy variados.

La diversidad de colores y texturas les dan ese carácter y personalidad única a esos objetos. Que, combinados con las múltiples maneras de moldear ese metal, desde figuras alambradas, cilíndricas, planas y tubulares, etc. La capacidad de jugar con distintos diseños es bastante amplia para complacer a todo tipo de gustos.

Mobiliario atractivo

Es de suponer que la gran versatilidad del material le da a estos muebles y mesas de forja ese atributo tan apreciado. Otro de los atractivos que tienen estos muebles es su capacidad de integración en cualquier ambiente y estancia. Como los modelos industriales con acabos de óxido o decapado muy populares actualmente.

También son ideales para esas estancias rústicas donde las paredes sean de piedra o de madera natural. Los muebles forjados combinan muy bien con cualquier espacio del hogar. Son muy fáciles de limpiar, son atemporales y también pueden ser transformados. ¡Anímate a adoptar este nuevo estilo para tu hogar!

Categorías
Sin categoría

Todo sobre las Barbacoas de Hierro

En el universo gastronómico una de las técnicas de cocción más antiguas es asar a la barbacoa. Desde que el hombre descubre el fuego comienza a utilizarlo para poder cocinar sus alimentos. Gracias a esta técnica logramos que nuestros alimentos no solo se cocinen, sino que también aporten sabores ahumados.

Las barbacoas de hierro juegan un papel muy importante en esta técnica, porque al cocinar con esta herramienta nuestros alimentos toman un sabor único. A pesar de ser un método de cocción muy antiguo, el proceso no ha variado mucho. Lo único que se ha actualizado son los soportes de los alimentos.

Barbacoas de hierro, un incidente que lo cambió todo

La incorporación de una rejilla de hierro se origina debido a un incidente ocurrido en Francia. Que, por cierto, no tiene nada que ver con una confección o accidente en una cocina francesa. Más bien se trató de una disputa entre un herrero y un Barón, que se originó en el castillo de este simplemente por un material sobrante.

El herrero hizo una reja para el Barón que no pagó, porque hubo un error de cálculo y sobró una parte de esta. En venganza, el herrero usó ese soporte de hierro para cocinar, Barón se rindió al rico olor de la comida y terminó por pagarle. Lo que lo motivó a quedarse con su barbacoa de hierro.

Propiedades del hierro

Teniendo esta referencia de manera accidental, se incorpora una rejilla de hierro a las barbacoas. Indiscutiblemente se conocieron las propiedades del hierro, ya que su conductividad térmica la hacen el material preferido para este fin. Para confeccionar la rejilla tradicional de las barbacoas se logran marcas increíbles en las piezas.

La estructura y diseño macizo de este material en las barbacoas de hierro garantizan una mayor contención del calor. Por otro lado, de la misma manera que conserva el calor también posee una alta capacidad para liberarlo.

Otra de las ventajas del hierro fundido es su bajo coste, comparado con otro tipo de materiales es mucho más económico. Gracias a su capacidad para moldearse en diferentes formas obtenemos excelentes beneficios. Ya que se trata de una pieza que podemos adaptar, es de buena calidad y muy funcional.

Tal es el caso del tipo de barra en V, la cual se puede usar de ambos lados. También obtendremos un mayor soporte y fijación de la comida.

Conservación de las barbacoas de hierro

Esta práctica herramienta debe tener un mantenimiento especial para poder conservarse, ya que por sus propiedades físicas amerita un cuidado en especial. Debemos tener en cuenta que no se le debe aplicar agua ni ningún tipo de químico agresivo que pueda oxidar y dañar la estructura.

Lo más recomendable para mantener en buen estado nuestra barbacoa de hierro será que después de cada uso se deje al calor intenso. De esta manera se podrán retirar fácilmente todos los residuos sólidos, luego con un cepillo o espátula se debe aplicar sal para sellar la superficie.

Por último, se retira de su base y se debe guardar en una bola plástica para evitar cualquier daño a la pieza. ¡No te quedes sin probar una deliciosa comida asada en barbacoas de hierro!

Categorías
Sin categoría

Bolardos Metálicos, Tipos y Funciones

Bolardos metálicos, qué son y para qué sirven

Los bolardos metálicos los encontramos en las urbes, en los sectores más céntricos donde encontramos calles con poco espacio. Esa condición, combinada con un alto volumen vehicular suele generar un ambiente de caos. En los cuales se necesitan colocar perímetros que limiten el acceso a algunas de esas áreas.

Estas piezas sirven para preservar la circulación y la seguridad del peatón creando espacios protegidos. Suelen tener diferentes formas y ayudan a mantener la buena circulación en las calles.

¿Qué son los bolardos metálicos?

En mi experiencia conocí a los bolardos de la peor manera y fue como peatón, ya que al ser pequeños no lo vi. Sólo pude sentir lo que dolía no haberlo visto, todo gracias a la muchedumbre de un espectáculo en la calle. Espero que no sean muchos los que lo hayan conocido de esta manera, si aún no los conoces hablaré sobre ellos.

Los bolardos metálicos son una suerte de mini postes pequeños cuya finalidad primordial es la de mantener el movimiento peatonal libre y seguro. Estos bolardos están instalados estratégicamente por todo el perímetro de las aceras.

Ubicados de esta manera evitarán que los conductores de cualquier vehículo de forma accidental, irresponsable o intencional aparquen en estos espacios. Ya que estos sitios están destinados única y exclusivamente a los transeúntes o peatones.

En la medida que el crecimiento del parque automotor se acelera, junto a la necesidad del transeúnte de recuperar y defender sus espacios para transitar. Últimamente se ha valorado aún más la incorporación de bolardos en los perímetros que brindan seguridad de transito libre.

Tipos de bolardos metálicos

Existen muchos tipos de bolardos hechos de metal clasificados por función, los cuales son:

Bolardos fijos

Son aquellos que se fijan empotrándolos directamente en el suelo y no pueden moverse de lugar.

Bolardos extraíbles

En este caso son los mismos bolardos metálicos fijos que vienen con un kit para transformarlos en extraíbles. Ya que cuentan con una base creada para esa función, así que, cuando el bolardo no está en su base se encuentra un tapón.

Cuya finalidad será cubrir ese espacio y evitar cualquier accidente por quedar expuesto, también evitará el ingreso de basura en él. Cuenta con una cerradura para poder retirar la pieza, o por el contrario poder dejarlo fijo en su base.

Bolardos retráctiles

Los tipo retractiles son los bolardos que tienen la capacidad de ocultarse al ras del suelo. Esto es para cuando se amerite tener una vía de acceso vehicular del lugar donde se encuentre, viene en versión semi automática y automática.

Bolardos metálicos anti alunizaje

Estos bolardos están confeccionados para la protección de comercios y locales. Ya que por su alta resistencia son ideales para este tipo de negocio. Con la finalidad de convertirse en una barrera de protección y así poder evitar cualquier acción accidental o delictiva intencional.

¿Por qué son necesarios?

Los bolardos metálicos son ideales para todo el entorno urbano, no sólo por su capacidad de protección y buena circulación de los peatones. Sino también por su gran versatilidad ya que se les puede incorporar luces para convertirlos en buenos ornamentos para las plazas públicas, museos y edificaciones.

Los bolardos pueden fabricarse en una gran variedad de metales y calibres, un atribuyo muy atractivo en cuanto a los diseños.

Categorías
Sin categoría

Hierro Forjado, qué es y para qué se usa

Cuando pensamos en el hierro forjado de inmediato recordamos esas hermosas estructuras con diseños artísticos casi obras de arte. La técnica de la forja la podemos encontrar en portones, puertas, ventanas o muebles de todo tipo.

Gracias a que es un material bastante moldeable, los herreros se convirtieron en artistas de la forja, logrando reemplazar el bronce por el hierro. Dando rienda suelta a un sin número de creaciones tanto en la ornamentación de la arquitectura como a las herramientas y utensilios de uso diario.

Inicios del hierro forjado

Los orígenes del hierro forjado se remontan al periodo que va del bronce al hierro, donde se descubre el método de la carbonización. En el cual se conoció que al incorporar carbono al hierro se podían moldear mucho mejor las piezas.

Lo que no se podía hacer con este proceso era lograr el endurecimiento al enfriar con agua por el bajo contenido de carbono. Encontrando que al calentar el hierro en brasas de origen vegetal y sumergirlas luego en aceite o agua si se podía endurecer la superficie. Es por esta razón que se pudo sustituir el bronce por el hierro.

Realmente no es conocida de manera exacta la fecha en la que se descubrió este método de fundir el mineral de hierro. Para transformarlo en un metal apto para ser utilizado. Pero existe la referencia de que los primeros utensilios de hierro descubiertos hasta ahora tienen una data del año 3.000 A.C.

Técnica del forjado

Se sabe que la forja o método del hierro forjado es una de las técnicas más longevas que existen para trabajar el metal. Este proceso incorpora una serie de otras técnicas y procedimientos de fabricación de objetos de hierro que combinan el calor y el frío. Esto junto con la aplicación de fuerzas de compresión se le da forma a este material.

Para qué se usa el hierro forjado

 Este metal tan bondadoso es capaz de crear maravillosos productos y puede usarse en un sinfín de ellos. Utilizado hace más de 5.000 años, el hierro forjado actualmente es empleado para fines estrictamente ornamentales y decorativos.

Los adornos fabricados en este material fueron, son y seguirán siendo uno de los más solicitados del rubro, tanto en páginas webs como en tiendas físicas. Gracias a la gran variedad de artículos decorativos hechos con este material las posibilidades de encontrar el que vaya mejor con nuestra decoración son numerosas.

El mobiliario es otro asiduo usuario de la técnica de la forja, principalmente los muebles para el hogar. Este estilo de mobiliario se ha convertido cada vez más en una gran tendencia que va en aumento. Es un material que no pasa de moda y además es muy duradero. Mesas, camas, estanterías, sillones, sillas y muchos otros más.

Los herrajes también son otro de los productos fabricados en hierro forjado y estos incluyen todas las piezas de herrería que utilizan esta técnica. Bien sean las aberturas, cerraduras de las puertas, manillas o bisagras tanto de puertas y ventanas.

Material muy generoso

Podemos decir que es un material bastante versátil, hermoso y muy decorativo que nuestras estancias y muebles tengan un toque especial. Si quieres saber más sobre nuestros productos fabricados en hierro forjado no dejes de mirar nuestra página.

Categorías
Sin categoría

Cabeceros y Camas de Forja

Esta se ha denominado junto con los portones de forja una de las formas artísticas por excelencia de todos los tiempos. Esto se remonta a la época de auge de los indígenas americanos los cuales hacían gala de la fabricación de diversos adminículos en hierro.

Como los cabeceros de forja y camas de forja, los españoles admirados por tan particular método de forja se preguntaron por su elaboración. Los indígenas señalaron que el material provenía de los meteoritos y el hierro era tan poco común que se consideraba oro.

Inicios de los cabeceros de forja y camas de forja

Para esas culturas, el hierro formó parte importante de su idiosincrasia, inclusive, atribuyéndole poderes mágicos a este mítico material, sobre todo por los religiosos. Tanto en la mitología romana como griega, se les atribuyó a los dioses la transformación de los metales en objetos para el uso doméstico o cotidiano.

Esta es una de las razones por las cuales, desde hace mucho tiempo las piezas en forja han tenido un exquisito valor en nuestra sociedad. Los cabeceros de forja y las camas de forja adornan nuestros lechos de descanso, son muy importantes y han tenido exponentes muy destacados.

Con diseños de todo tipo, ya sea de alta complejidad o de formas muy minimalistas y rusticas. La Revolución Industrial supuso un cambio para estos elementos. Se necesitaba una mayor producción a un menor coste por lo que, muchos talleres cambiaron su sistema de trabajo, convirtiéndose en fábricas.

Sin embargo, algunos herreros quisieron seguir fieles a las técnicas tradicionales y siguieron transmitiéndolas a sus discípulos. Ese es el motivo por el que estas artesanías se convirtieron en casi obras de arte para todos los gustos.

Los cabeceros de forja y camas de forja actualmente

Mundialmente existen distinguidos exponentes quienes logran plasmar en los diseños características muy propias de su zona geográfica. Europa es unos de los principales y más destacados gestores de este tipo de ornamentos para nuestro hogar.

Algunos de los nobles materiales que encontraremos son claramente el hierro, bronce, cobre entre otras aleaciones. En las últimas dos décadas, los cabeceros de forja y camas de forja con todo su proceso productivo se han beneficiado de grandes avances tecnológicos.

Actualmente podemos encontrar herreros que trabajan el hierro en la fragua y que son auténticos artistas. Pero no es lo que suele suceder, ya que es un proceso lento y laborioso que encarece mucho los productos.

En países como Argentina, podemos encontrar ferias de antigüedades o casas especializadas. Donde aún es posible encontrar sofisticados y únicos ejemplares de principios del siglo pasado.

Estas hermosas piezas, nunca dejarán de ser un preciado artículo de uso en muchos hogares de diferentes culturas. En las cuales siempre serán un símbolo de elegancia y buen gusto.

Categorías
Sin categoría

Letras en Forja

Con el método de la forja, se comenzó en el siglo XX, a crear piezas decorativas con distintos patrones de diseño como las letras en forja. Estas se utilizaban mucho para nombrar a las casas y edificios de la época. Es así, como se pueden realizar nombres personalizados con el diseño y el tamaño que se quiera o se necesite.

¿Cómo nacen las letras en forja y otros elementos?

Uno de los objetivos del modernismo en la antigüedad era imitar las formas de la naturaleza. Logrando desarrollar un estilo artístico a finales del siglo XIX. Esta unión entre lo antiguo y lo moderno, mezcla una variedad de posibilidades accesibles.

El uso del hierro y del hormigón fue preponderante en la ingeniería y la arquitectura. Fue crucial en el desarrollo de la arquitectura constructiva en anteriores épocas este estilo de forjado del hierro. Así, la forja abre todo un mundo bastante amplio dentro de estas características que expone la moderna arquitectura.

En la actualidad

Hoy en día, la compañía de subastas de nombre Sedart, ha tenido el placer de presentar una continua producción de obras de hierro forjado.

En esta colección podrás disfrutar de variadas piezas como, por ejemplo, piezas de los hermanos Badía o de Gerardo Alegre. Artistas destacados dentro de una variada gama en la forja del hierro. 

Estas piezas poseen la idea que tenían los modernistas de ‘arte total’, como las letras en forja. Finalizando con la división tan tradicional que existe entre ‘arte menor’ y ‘arte mayor.

.

¿Cómo es su elaboración?

Es el arte de darle forma al hierro por medio del fuego y el martillo, a lo que le llamamos deformación plástica. Será necesario contar con una fragua, un yunque y un martillo.

Este proceso comienza cuando calentamos el hierro, hasta que logra una temperatura capaz de tornar el hierro en color rojo. Esta parte del proceso podrá durar varios minutos, todo dependerá del grosor del hierro y de la intensidad de la fragua.

Una vez que el hierro alcanza la temperatura esperada, es retirado del fuego para luego colocarlo sobre el yunque. Es así como comienza el moldeado de la pieza que se obtiene al golpear con el martillo.

De esta misma manera se les da la forma a las letras de forja hasta lograr el resultado deseado para luego decorar nuestros hogares.

Decorar con estas hermosas piezas

Así que ya sabes, si quieres decorar tu hogar o tu entorno de vida con un toque de elegancia y creatividad. Las letras en forja serán una gran opción. Con estas letras, puedes crear palabras o nombres dando una nueva manera artística y moderna. Con una apariencia muy diferente del conocido look medieval.

Categorías
Sin categoría

Candelabros de Forja, Elegancia y Tradición

Los candelabros de forja son llamados de esta manera ya que se refiere a un candelero que posee muchas ramas y cuyo propósito es sostener velas. En la Biblia podemos encontrar que, por delante del Lugar Santísimo del Tabernáculo, y posteriormente en el Templo de Jerusalén.

Se hallaba un candelabro hecho de oro puro elaborado a martillo que poseía siete brazos. Y que, en cada uno de ellos, ardía una lamparilla extraíble, este candelabro tiene un nombre en hebreo llamado menorá.

¿Cómo eran los candelabros de forja anteriormente?

En la antigüedad, los candelabros de forja que se usaban tenían unos pies donde se colocaban una o varias lámparas cuyo propósito era alumbrar estancias. Estos candelabros han tenido una gran variedad de formas y tamaños a través del tiempo.

Algunas veces tenían forma de tronco de árbol con sus ramas alzadas, otras veces tenían forma de pilastra. También existían algunos modelos elaborados de forma tal que se podían subir o bajar sus luces según convenía.

Por otra parte, en la obra de la Odisea, vemos que Homero describe que en el palacio de Alcínoo rey de Corcyra, existían candelabros de oro. Creados con forma de un hombre juvenil puesto sobre un altar, y que este poseía en sus manos encendidas antorchas.

Eran magníficos y asombrosos los candelabros que tenían los templos. Normalmente, eran de oro adornados con preciosas piedras. Cicerón nos cuenta que uno de estos candelabros era un hijo de Antiochus destinado a pertenecer en el templo de Júpiter Capitolino de Roma.

Candelabros de forja en la roma antigua

En Roma estimaban mucho los hermosos candelabros que eran creados y fabricados en la isla de Egina y en Tarento. Los candelabros que eran más pequeños se utilizaban para quemar los perfumes, mientras que los que usaban para alumbrar eran los más altos. Llegando hasta medio cuerpo de altura. 

Antes del siglo XX, los candelabros de forja, que normalmente eran artesanales y colgantes, eran piezas importantes para el alumbrado de cualquier hogar. Nunca han sido económicos, ya que estos son un símbolo de la elegancia, convirtiéndose el candelabro de hierro en un símbolo de estatus.

Y, a pesar de que nuestro estilo de vida cambió su importancia y su elitismo, siguen estando vigentes. Ya que hoy en día estas excelentes piezas decoran hermosamente nuestras casas.

A través de los años, talentosos artesanos se han dedicado a crear, mediante el moldeado del hierro increíbles piezas. Para ofrecer al público en general candelabros con diseños y modelos diferentes; creando un excelente trabajo con encantadores aspectos en únicas piezas.

A diferencia de la creación de modernas lámparas de hierro podemos encontrar algunas tiendas donde se trabajan exquisitos candelabros de forja. Manteniendo siempre una impecable elegancia como en los tiempos remotos.

Ventajas de los candelabros de hierro artesanales

La deformación del metal, como vimos, es uno de los más antiguos y tiene su ventaja teniendo como principal función la contención de varias velas. Convirtiéndose así en una excelente idea para enfrentar los apagones repentinos de tu barrio además de verse muy elegante.

En nuestro catálogo encontrarás exquisitos candelabros de forja a excelentes precios. ¡No te los puedes perder!

Categorías
Sin categoría

Faroles y farolas para exteriores

Los faroles y farolas de forja para exteriores que existen vienen en varios modelos artísticos como cilindros o en forma de caja. Normalmente sus paredes están fabricadas de vidrio o de materiales translúcidos y con respiraderos. Para que la luz que se coloca en el interior pueda alumbrar el exterior.

Faroles y farolas de forja para exteriores

Aún se mantiene muy de moda el artístico trabajo de la forja en estos elementos para exteriores. El trabajo del hierro se ha mantenido en vigencia desde el siglo XVI, conservando aún las mismas técnicas de la fragua. Que, en rejería tuvieron en la época del renacimiento un gran desarrollo en sus modelos artísticos.

En épocas actuales, encontramos la artesanía de los faroles y las farolas de forja centrándose en la creación de piezas para el mobiliario doméstico. Como lámparas, apliques, y a modo urbano como faroles, farolas y bancos. También, se realizan barandas para ventanas y balcones, muebles de decoración y objetos como la cerrajería artística.

Más que una tradición

Como hemos visto, los faroles y farolas de forja para exteriores son una hermosa tradición que se remonta a muchos años atrás en historia. La cual sigue vigente, desde generaciones de forjadores pasados encontrando hoy día modernidad y calidad artística en cada pieza.

Que se adaptan con el paso de los tiempos a la actualidad generando una gran demanda dentro del mercado. Combinan a la perfección en este taller artesanal. Estas obras de arte las podemos encontrar no solo en los faroles sino también en lámparas, bancos, cancelas, rejas y maceteros.

Así como también en retratos y esculturas constituyendo en su producción, lo más destacable y armonioso.

Épocas memorables de faroles y las farolas de forja para exteriores

Estos objetos comenzaron a aparecer alrededor del siglo XX. Convirtiéndose en la principal herramienta o instrumento para iluminar las calles de las ciudades y de las casas utilizando en su interior una bombilla.

Sin embargo, si nos vamos más atrás en la historia, cuando la iluminación eléctrica aún no existía. Era el farolero el encargado de prender los faroles de la ciudad o pueblo y era el encargado de mantenerlos en buen estado.

Se le asignaba una cantidad de faroles y calles específicas a cada farolero los cuales tenía que encender a una hora determinada en las oscuras. Cuando era luna llena especialmente, tenían que ir a la hora que se les mandaba. Este farolero también debía ir cuando amanecía con aceites y mechas para volver a limpiarlos y dejarlos listos para la noche siguiente. 

Para realizar esta labor, estos faroleros estaban provistos de un pito, una linterna, un chuzo, una escalera, paños y alcuza. Con esto, mantenían el buen estado de los faroles y farolas de forja para exteriores y si se dañaban, debían pagarlos.

Nuestras creaciones en mueblería de forja artesanal

En nuestra mueblería, podrás encontrar un excelente proceso de la forja tradicional, ofrecemos diseños modernos y vanguardistas con productos de alta calidad. Además, realizamos forjas personalizados con cualquier tipo de diseño que desees. Nuestros faroles y farolas de forja para exteriores son sin duda sinónimo de calidad y buen gusto.

Categorías
Sin categoría

¿Qué es la Forja?

La forja corresponde a un tipo de fabricación de insumos cuya característica principal es la deformación o moldeado de polímeros y plásticos con temperaturas específicas.  Logrando así la forma deseada tal como la laminación o extrusión. Estas formas o moldes deseados se generan tras la aplicación o inyección de fuerzas controladas.

Las grandes presiones de este proceso tienen como finalidad dar formas determinadas a metales, plásticos o la aleación que se desee trabajar.

La forja y sus principales tipos

Existen dos principales formas de lograr este tipo de moldes. Una es ejerciendo de forma continua una presión controlada con prensas especiales y la otra es por un impacto intermitente con martillos del tipo pilón.

Algo que claramente hace la diferencia en este procedimiento es que, no existe desperdicio de material (como son las virutas). Permitiendo un ahorro considerable de materia prima si lo comparamos con otras técnicas como el mecanizado, entre otras.

Método libre

Este tipo de deformación en materiales (principalmente el metal) es el más antiguo. Se caracteriza por no ser limitada, es decir, es libre, no limita su masa o forma a trabajar. Con este método obtendremos piezas únicas o varias unidades de gran tamaño. Este método es muy cotizado para la elaboración de preformas para forjas de estampa.

Técnica de estampa

Para este proceso, se utilizan dos matrices donde se ubicará el material en el centro. En estas ya se encuentra definido el tamaño y dimensiones o la forma que queremos plasmar en el material a trabajar.

Las prensas o martillos son las siguientes fases, los cuales van dando la nueva forma al material para adaptarlo a las matrices. Con el fin de obtener las dimensiones y formas requeridas. 

La presión que se necesita para este proceso es dada por un cordón de rebaba que llenará las zonas finales de la pieza. La ausencia de este cordón dependerá si estas matrices cuentan con zonas de desahogo que alberguen el material sobrante o no lo haga.

La forja se utiliza para la fabricación de piezas de diversa complejidad y tamaños que van desde milimétricas a grandes volúmenes.

Forjado isotérmico

El forjado isotérmico es un tipo especial de forja que se basa en la temperatura de los troqueles. Ya que es significativamente superior a la ya usada en procesos del forjado convencional.

Recalcado

En este método, encontramos una gran versatilidad, a diferencia de los métodos anteriores ya que es posible ejecutarse tanto en frio como en caliente. En este proceso la concentración del material en una zona determinada es su característica principal (comúnmente con forma de barra).

Teniendo como consecuencia la disminución la de las dimensiones iniciales con respecto de su longitud, siendo la zona recalcada transversal la que aumenta su volumen. Si este ejercicio se realiza en frio y sobre los extremos del material se le llamara encabezado en frio.

Forja artesanal

Este caso se refiere al método artístico que tiene el forjador o herrero. Consiste básicamente en dar forma al metal por medio del martillo y el fuego, creando diversos modelos artísticos, bien sea antiguos o vanguardistas.

Categorías
Sin categoría

La Forja

Hoy quiero hablaros un poco por encima, del valor que tiene adquirir una pieza hecha en hierro forjado por un artesano o  herrero, o forjador, como lo queramos llamar.

Te conviene revisar primer el artículo qué es la forja.

Como todos sabemos, cada vez somos menos los que nos dedicamos a este oficio, y más si cabe de una forma artesanal y manual. ¿Por qué digo manual?, ya sé que es obvio, pero una de las características más importantes de hacer una pieza en forja es trabajarla a mano, es decir, con herramientas manuales y utilizando nuestras manos para llevar a cabo la expresividad o el objetivo final que queremos lograr, aunque muchas veces , y repito: muchas veces, no es tan fácil y lo que habíamos pensado, durante el proceso , al final la pieza irá cambiando hasta algo a lo que nos gustaría que quedase, o muchas otras veces, decidimos cambiar de dirección y terminar en algo que prevemos puede salir bien .

No olvidemos que tratamos con un material altamente resistente como es el hierro o el acero, y que si no conocemos, o no tenemos la suficiente práctica y experiencia en calentar y  moldear ese hierro, al principio terminaremos con una cosa totalmente diferente a lo que nos habíamos propuesto realizar.

No deja de ser mágico y especial para la persona que se propone trabajar y descubrir cómo dar forma al hierro, primero pensando la idea y diseñándola, luego preparar los materiales , seguidamente calentar el hierro tantas veces nos sea preciso hasta dar con la forma deseada. Finalmente en dar los últimos toques con el acabado a elegir y la presentación que queremos dar.

Puedo asegurar que todas las personas que han pasado por esta experiencia , desde el primer momento han podido sentir la satisfacción e ilusión de haber podido modificar la forma de un material sólido y fuerte como es el hierro, a base de golpes e imaginación.

Bien es cierto, que el origen de este oficio, (uno de los más antiguos, por no decir de los primeros) fue poder darle un uso utilitario, es decir, para fabricar herramientas y utensilios para mejor el estilo de vida. Con el paso del tiempo, seguimos haciendo esto, pero de una manera más industrializada. Dando paso , a donde quería llegar yo en este artículo de mi blog, a la figura del herrero, al que podemos ir con cualquier idea, o simplemente disfrutar de todas esas piezas cargadas de originalidad y diseño único, que solo podemos encontrar una vez, ya que aunque si quisieramos, no se podría parecer ninguna pieza a la otra, por motivos antes mencionados en la fabricación artesanal.

En estos tiempos en los que el bajo coste de la industria, de la que no somos competidores en lo que a producción se refiere, pero de la que nos distinguimos en calidad, originalidad y exclusividad.

Es ese público , interesado en obtener un producto de calidad y dedicado exclusivamente a él, por lo que a veces formamos parte de una idea surgida en esa persona, y nosotros somos el mecanismo para llevarla a cabo.